Libros electrónicos: epub vs kindle.

Hace un tiempo comentaba que tenía ganas de comprar un Kindle. Al final no lo compré porque me regalaron una Galaxy Tab. La tablet me ha gustado mucho. Contrario a lo que pensé inicialmente, me ha parecido magnífica para leer libros electrónicos.

La Galaxy Tab viene con un programa para leer libros electrónicos que utiliza el formato EPUB. Este formato no sólo es popular, sino que también es, a diferencia del formato del Kindle, un estándar abierto. Como siempre he simpatizado con el tema de los estándares abiertos y el software libre, decidí empezar mi experiencia con los libros electrónicos usando EPUB.

Al principio todo fue genial. Los primeros libros que compré fueron técnicos, los compré en oreilly.com, que por cierto ofrece un muy buen servicio: los libros son baratos, vienen sin DRM y una vez comprados se pueden descargar en diferentes formatos. Desafortunadamente, a partir de ahí la experiencia con EPUB fue más bien mala, he aquí las razones:

  • Por lo general los libros en formato EPUB son más caros. No sé exactamente la razón, pero así es. Un ejemplo: “The Art of Game Design” de Jesse Schell cuesta US $48.83 para el Kindle de Amazon, no obstante, la versión EPUB en Barnes & Noble o en ebooks.com cuesta US $59.95. La diferencia es casi del 20%. La única excepción que he encontrado es  oreilly.com, donde los libros realmente son más baratos que en Amazon.
  • Los programas para leer EPUB no son tan buenos. Esto es verdad al menos en la Galaxy Tab. He probado varios programas y ninguno se puede igualar al Kindle para Android. Los mejores que he probado son Aldiko y el lector que viene por defecto en la tablet. Al primero le faltan características, como la posibilidad de resaltar, y el segundo se siente lento y pesado.
  • El DRM mata al estándar abierto. ¿De qué sirve el estándar abierto si tiene DRM?. La mayoría de las tiendas de libros EPUB los venden con DRM. El DRM no sería tan problemático sino fuera porque este no está estandarizado. Esto quiere decir que, aunque existen muchos programas que pueden leer EPUB, no todos pueden decodificar el DRM. Gracias a esto tuve una experiencia bastante frustrante: Compré un libro en ebooks.com después de dos intentos fallidos en otras librerías. Justo después de pagarlo, me enteré de que el libro, pese a estar en formato EPUB, sólo puede ser leído con Adobe Digital Editions, el cual no tiene versión ni para el Android de mi Galaxy Tab, ni para Linux. Quién me manda a comprar la versión cara sólo porque vienen en “formato abierto”. La solución fue fea: crackear el DRM con un programa del bajo mundo y copiarlo a la tablet.

Después de este tipo de experiencias, decidí comprar algunos libros para el Kindle de Android. Me parece que Amazón ha hecho un excelente trabajo haciendo que la experiencia de los libros electrónicos sea realmente atractiva. He aquí algunos puntos interesantes:

  • La aplicación del Kindle en Android está muy pulida. Es rápida, estable y tiene las características esenciales: resaltar, buscar en el diccionario y poner marcadores.
  • Amazon soporta muchos dispositivos: puedo leer en mi Galaxy Tab, en mi PC con Linux o en un iPad o Kindle reader si los tuviera. Incluso puedo leerlo en la web usando el Cloud Reader, que por cierto está muy pulido. Lo más interesante de todo esto es que todas estas aplicaciones se sincronizan. Si estoy en cierta página en el Galaxy Tab y luego abro el Cloud Reader, el libro estará en la misma página en la que lo dejé en incluso con los resaltados y marcadores que agregué. No hay nada como esto en EPUB .
  • La experiencia de la tienda integrada. Desde la misma aplicación del Kindle puedo buscar nuevos libros en la tienda de Amazon. Puedo leer los comentarios y calificaciones de otras personas, y con un click puedo descargar una versión de muestra gratis con uno o dos capítulos para ver qué tal es el libro. Otro click y ya el libro está comprado (más barato), listo para leer y sincronizado con todos los dispositivos. De nuevo, como esto no he visto nada en EPUB.

Es cierto que el formato de Amazon es propietario y también tiene DRM. Sin embargo este último parece ser inevitable. Y la experiencia de usuario de Amazon simplemente le da mil vueltas a todo lo demás. Por supuesto también hay desventajas:

  • No puedo importar libros en la aplicación de Kindle, lo cual me limita a lo que pueda comprar en Amazon. Esto es realmente un problema cuando uno quiere libros en español. El otro día quería empezar a leer “La Fiesta del Chivo”  de Vargas Llosa, lo encontré fácilmente en EPUB (pirata porque no encontré dónde comprarlo) pero en la tienda Kindle sólo está en inglés. Tampoco puedo usar los libros que ya compré en EPUB ni siquiera los de O’Reilly que están disponibles en un formato compatible con el Kindle.

Me gustaría ver más tiendas de libros electrónicos sin DRM, esto seguramente mejoraría la experiencia en general, pero lo veo poco probable. También me gustaría que se facilitara la publicación de libros electrónicos, de la misma manera que se ha facilitado la publicación de aplicaciones para celulares. Sería muy interesante empezar a ver más libros indies. O incluso pensar en escribir uno y saber que el problema de la publicación y distribución está solucionado.

Nuevo blog

Este es mi nuevo blog. Es el tercero que empiezo. El primero lo empecé en 2004 y lo cerré en 2006 para mudarme al difunto freaks-unidos.net, donde empecé el segundo. Después de siete años, el sitio cayó y parece que no volverá a levantarse, así que decidí abrir este nuevo blog. Me queda pendiente publicar las antiguas entradas en algún lado.

La temática del blog será la misma de siempre, temas de tecnología, programación y algo de cultura o política de vez en cuando. Espero no dejarlo tan abandonado como el anterior.

Super Mario Bros

Hace unas semanas se celebró el aniversario 25 de Super Mario Bros. Hace unos días, alguien preguntó en StackExchange en qué lenguaje de programación estaba escrito. En Reddit surgieron varios comentarios interesantes:

abadidea:

Hi, I am a NES programmer! It is actually not that hard if you grok manual memory management. The 6502 instruction set is simple (but not at all orthogonal) and the NES has a lot of
hardware registers that do Interesting Things for you. The only serious limitation in my mind is the extremely limited color capabilities of the PPU, the NES’s equivalent of a GPU.

NES in a nutshell: you have 2Kb of onboard RAM. There’s an 8Kb window where your cartridge can patch more in. It can even bankswitch to have different sets of 8Kb. You have a 32Kb program
ROM window and that too can be bankswitched, usually in 8 or 16Kb sections. Graphics have an 8Kb window, two pages of 256 8×8 tiles. The remaining space in the 64Kb memory is various
hardware registers where you do your IO and configuring the graphics and sound generators. There is only one timer available, the TV refresh signal. On an NTSC NES it will raise an
interrupt 60 times a second, and on a PAL one, 50.

El CPU 6502 corría a sólo 1.79Mhz. Las limitaciones técnicas eran grandes. Aún así, Super Mario Bros no fue el mejor juego logrado para el NES. El mejor, en mi opinión, fue tal vez Super Mario Bros 3, una verdadera joya.

Creo que programar con limitaciones es más divertido, aunque no más productivo. En ese sentimiento se inspiran concursos como Java 4k o Sizehack. De vez en cuando es bueno programar por diversión, y sólo por diversión.

Por aquí está un clon de Super Mario Bros escrito en Javascript y HTML:

http://jsmario.com.ar/

Me pregunto cuales serán sus requerimientos mínimos.

Libros Electrónicos

Estoy antojado de comprar un lector de libros electrónicos, como el famoso Kindle de Amazon. Lo que más me gusta de este tipo de aparatos, es que su sistema de tinta electrónica los hace ver como libros de papel. Es por esta razón que no compraría un iPad para leer libros electrónicos; leer en una pantalla siempre me ha parecido incómodo. La idea de tener cientos de libros en un pequeño y liviano aparato me parece genial.

A pesar de las ventajas de los libros electrónicos, hay varias cosas que me inquietan de este nuevo paradigma. Por ejemplo, ¿Cómo se puede prestar un libro electrónico? Parece que lo que se ha concebido sólo plantea la posibilidad de que yo pueda comprar un libro electrónico, no pedirlo prestado. Por supuesto que se pueden copiar electrónicamente, pero dentro del sistema, esto sería piratería. Uno no viola la ley al pedir un libro de papel prestado. ¿Qué pasaría con iniciativas como la Librería de los Freaks Unidos?

¿Dónde quedan las bibliotecas? A mi me gusta mucho el concepto de las bibliotecas. En Popayán soy fiel usuario de la Biblioteca Luis Ángel Arango. Casi no compro libros, pero pido muchos prestados a la biblioteca, que me los deja llevar por 21 días. En la universidad la biblioteca fue fundamental. Sobretodo porque, por lo general, uno sólo necesita un pedazo del libro. Las fotocopias son una ayuda excelente. Además, muchos libros de la universidad son muy caros. En una universidad pública como la mía, yo conocí compañeros que pagaban matrícula semestral menor al valor de un solo libro. Sin biblioteca ellos no hubieran podido estudiar.

Me parece que los libros, en general, son muy caros. Por supuesto que también pienso que los autores deberían poder lucrarse de lo que escriben. A veces pienso que si un libro costara $5.000 pesos en vez de $50.000 sería comprado diez veces más y el autor terminaría ganando igual.

Algo positivo de los libros electrónicos es que terminarán acabando con las editoriales, aquellas intermediarias cuyo objetivo es lucrarse de la lejanía de los autores y los lectores. Con los libros de papel los autores necesitan una editorial. Ellos solos no pueden imprimir y distribuir los libros. Con los libros electrónicos y la Internet, será cuestión de tiempo para que los lectores puedan comprar directamente de los autores.

Deshacerse de las editoriales me parece genial. Para los lectores significaría pagar menos. Para los autores significaría que nadie decide qué se puede publicar y qué no. El interés principal de las editoriales es el lucro. Los autores, en cambio, usualmente tienen más motivaciones que el simple dinero. Un mundo sin necesidad de editoriales también le abre las puertas al contenido libre.

En general me gustaría ver un sistema en el que los libros electrónicos sean muy baratos. Deberían ser más baratos que fotocopiar un libro de papel. Aún así, los autores deberían poder lucrarse. Yo creo que esto puede ser posible al reducir los costos del sistema actual: los materiales, la impresión, distribución y, sobre todo, las editoriales codiciosas. Habrá que ver cómo termina todo.

Humble Indie Bundle

The Humble Indie Bundle es un experimento bien interesante. Varias compañías desarrolladores de videojuegos independientes han decidido vender cinco de sus juegos en un sólo paquete. Lo interesante es los clientes pueden pagar lo que quieran por el pack de cinco juegos. Desde un centavo de dólar hasta el infinito.

Además de eso es interesante ver que los juegos no tienen DRM, se pueden descargar las veces que uno quiera una vez comprados y están disponibles para los tres sistemas operativos más comunes: Windows, Mac OS X y Linux.

Un lado interesante es que el experimento ha dado buenos resultados. En pocos días se ha recaudado más de un millón de dólares. También es interesante ver las estadísticas de ganancias, en donde Linux y Mac OS X tiene una buena tajada. Entre los dos casi se llevan el 50%. Otra cosa curiosa es que el promedio de aporte por sistema operativo es: $14.55 para Linux, 10.99 para Mac OS X y 7.98 para Windows (al momento de escribir esto). Esto es importante porque en cierto modo ayuda a derrumbar el mito que dice que los usuarios de Linux no quieren pagar por el software, excusa usada por muchos vendedores de software para no sacar versiones para Linux. También, por supuesto, se muestra que el mercado de Linux no es tan despreciable como se pensaba.

A mi me parece que está bien pagar por buen software y cobrar por hacerlo. Compré este paquete con gusto. Compraría más buen software para el sistema operativo que uso. Me gusta el software libre pero me molesta que sea difícil imaginar como combinar el cobrar por él y que sea libre. Ya sé que en la teoría se puede, pero en la práctica no parece tan fácil. De todos modos iniciativas como The Humble Indie Bundle parecen una forma de hacer este tipo de cosas. Los juegos ahora los están liberando.

También me gusta escribir software sólo por diversión. Y lo he hecho varias veces. Y muchas cosas las he abandonado. Eso también lo hacen mucho desarrolladores de software libre. Últimamente siento que Linux en el escritorio está en declive. Hay muchas cosas que se han abandonado. Y conozco muchos desarrolladores que se pasaron a Mac. Si hubiera una versión de pago de Ubuntu yo la pagaría si supiera que se está avanzando más.

La web

En estos días hubo una discusión en el blog de Sergio sobre la web. Sergio escribió por qué le gusta la web. Yo iba a responder ahí, pero lo que escribí se me alargó y además quería revivir el blog, así que decidí publicarlo aquí. Primero voy a dar una descripción de lo que, a mi juicio, es la historia de la web. Esto no está precisamente en orden cronológico y puede tener errores si mi memoria ha fallado. Las correcciones son bienvenidas.

La web no fue diseñada para hacer aplicaciones. La web fue diseñada como un medio para compartir documentos conectados por enlaces en Internet. El detalle aquí fue la web se popularizó de una manera increíble, llevando a que se quisiera usar para muchas otras cosas más. El resultado de todo esto es que la web tal y como la conocemos actualmente es sólo una suma de hacks sobre aquel sistema de documentos con enlaces.

Uno de los primeros hacks fue CGI. La web, como el correo electrónico o el FTP, no estaba diseñada para correr programas. Pero a alguien se le ocurrió que sería interesante que se pudiera mostrar contenido creado dinámicamente por un programa. Junto con el CGI vinieron los formularios. Y el sistema de documentos ahora también servía para ingresar información y mandarla a un servidor web, el cual podía responder y generar un documento personalizado acorde a los datos ingresados.

Después vino la explosión de la web. Y el primitivo sistema era cada vez insuficiente para mostrar los contenidos que se querían. Llegaron lo GIFs animados, los MIDIs de fondo, los frames, las tablas para hacer el “layout” de la página, los “blink”, etc. Aquí vino el primer colapso de la web. Resultó que hacer sitios web era un trauma increíble. El código HTML de cualquier página medianamente compleja era horrible. Decidieron que había que cambiar muchas cosas. Crearon CSS para separar el contenido de la presentación, comenzaron las campañas en contra de los frames y las tablas. Pero ahí no terminó todo. Con la web cada vez más popular, ya no queríamos sólo documentos bonitos, ahora queríamos cosas parecidas a las aplicaciones de escritorio: menús desplegables, drag and drop, etc.

En esa carrera por ampliar un centímetro más las capacidades de la web, los navegadores dejaron de ser simples visualizadores y se convirtieron en entornos de ejecución. Aparecieron los lenguajes como Javascript o VBScript. Con esto las páginas, originalmente pensadas para ser estáticas, se volvieron dinámicas. Con Javascript era posible cambiar la página a medida que corre un programa en el navegador. Esta abominación se llama DHTML. Luego, resultó que no era tan útil sólo tener páginas dinámicas, que no pudieran comunicarse con el exterior. Y casi por casualidad, en algún momento de la guerra de los navegadores, a alguien se le ocurrió agregar una función de Javascript que pudiera acceder a un servidor web. Y nació otra abominación: AJAX.

En el lado del servidor las cosas tampoco eran fáciles. El esquema de trabajo de la web era bien simple: el cliente manda una petición de un documento y el servidor la recibe y manda el documento. Se acabó, eso era todo. Pero ahora la web no era para mostrar documentos, sino para ejecutar aplicaciones. Había un problema enorme y era que el esquema de petición-respuesta de la web no tenía un concepto de sesión. ¿Cómo saber que una petición fue realizada por el mismo cliente que antes hizo otra relacionada? Los hacks para que hubieran sesiones en HTTP no se hicieron esperar: nacieron los campos de formulario ocultos, las crípticas largas cadenas HTTP GET con información de la sesión, etc.

Y esta es la historia de la web: hack tras hack, machetazo tras machetazo. La historia del desarrollador web es un continuo batallar por hacer que algo funcione en una forma para lo que no fue diseñado. La web es una mala experiencia para el usuario y para el desarrollador.

Una mala experiencia para el usuario se evidencia en varios sitios. ¿Alguien ha probado YouTube en HTML5? (por cierto HTML5 es el último machetazo de moda) ¡Qué mal que funciona! Por Dios, estamos en 2010, hacer un sencillo reproductor de vídeo debería ser trivial ¿no? Si a los brillantes desarrolladores de Google les cuesta hacer esto, ¿qué podríamos esperar de hacer un editor de vídeo como Adobe Premier? Tocará esperar al 2050. Mis experiencias con Google Docs también son frustrantes. Son programas con características muy simples, más simples que sus equivalentes de escritorio de hace décadas, y llenos de bugs, incluso cuando corren en Chrome.

Hay un aplicación web que me gusta, a pesar de que es bastante simple: Flickr. Pero no dudo de que sus desarrolladores sudaron bastante.

La web también es mala experiencia para los desarrolladores, especialmente en el lado del cliente. Por ejemplo, si en una aplicación de escritorio yo quiero pintar un cuadro, simplemente digo algo como pintar_cuadro(x, y, w, h). En la web, para crear el mismo efecto hay que crear un bloque donde iba a ir un párrafo, sólo que sin ponerle ningún texto adentro. Utilizar CSS para que ese cuadro tenga el tamaño y apariencia deseado, que se ajuste adecuadamente al documento, que no corra el texto a su alrededor. Luego hay que decirle que tenga la propiedad de ser invisible. Y por último, para lograr el efecto “pintar cuadro” hay que hacer que la propiedad del cuadro pase de “invisible” a “visible”. Y eso que no hablamos de los hacks que se tienen que hacer para X y Y navegador. Es por esto que la gente no hace esto a mano, sino que usa herramientas como JQuery o GWT. Pero estas capas hacen las cosas lentas y son difíciles de extender. Por eso, por más que uno tenga un computador potente, la aplicación web funciona como si estuviera en un 286.

Para aplicaciones con interacciones sencillas la web está bien. Pero cualquiera que esté al tanto de las innovaciones en experiencias de usuario e interfaces, sabrá que la web se queda muy corta. Hacer aplicaciones web que tengan una interacción con el usuario medianamente compleja es una labor titánica hoy en día. No conozco ninguna aplicación web que me convenza. Y las que más o menos impresionan, tienen un excesivo trabajo de sus desarrolladores.

Otra cosa: la web sólo permite un lenguaje en el cliente: Javascript. Y según la gente de StackOverflow.com, es uno de los lenguajes con cosas más raras que existen.

Bueno, aparte de rajar. Me gustaría decir que hay cosas de la web que me gustan mucho: La ubicuidad, como mencionaba Sergio. Que chévere es poder acceder a las cosas desde cualquier PC y tener ahí los datos y todo. (Aunque esto a veces puede ser una pesadilla, preguntenle a mi amigo Diego Escalante a quien Google le cancelo sin motivo aparente su cuenta y quedó frito). Que bueno que las aplicaciones sean multiplataforma. Que se actualicen automáticamente, etc. Hay algunas tecnologías que usan las ventajas de la web, con mayor flexibilidad en el desarrollo: un ejemplo es Silverlight o Flash/Flex/Air. Pero no me gusta mucho que detrás de estas estén empresas tratando de ser amo y señor de la web. A mi me gustan los estándares. Pero HTML5 me desilusiona. La W3C debería replantear todo, ya no queremos más hacks sobre lo mismo, sino algo que realmente esté diseñado para lo que debe hacer.

La Magia de las Piramides

En estos días estaba pensando en que las famosas pirámides o “empresas captadoras de dinero”, como eufemísticamente las llaman algunos medios, dejaron de ser algo que se veía sólo en la televisión, en los noticieros, para convertirse algo de casi todo el mundo. Me puse a pensar y me dí cuenta que de las personas que conozco aquí en Popayán, son más los que han metido plata en las pirámides que aquellos que no. En toda parte se oye hablar de eso: en el bus, en la calle, en la universidad, donde el odontólogo, en el banco. Familiares, amigos y desconocidos hablan de todo el dinero que están ganando con estos sistemas. No se trata de gente poco educada que por ignorancia y ganas de dinero fácil se mete, ahora es normal ver profesores universitarios, con todo y sus títulos de doctorado, “invirtiendo” en estas “empresas”. Lo mismo para los estratos económicos, ahora se ve desde el celador hasta el juez.

Las pirámides siempre argumentan su toque de midas diciendo que lo que pasa es que estamos acostumbrados a que los bancos nos roben y se vuelvan ricos a costa de nuestro dinero. Aunque no soy defensor de los bancos (Como decía mi profesor de derecho laboral, el sistema financiero es la causa de todo mal), estoy convencido que esta justificación es un grave error.

Para tener perspectiva, hagamos un ejemplo: DRFE (Dinero Rápido Fácil y Efectivo o “El Hueco” como le dicen aquí), una de estas “empresas”, pagaba hasta hace unos días 100% del valor invertido en un mes. Esto significa que si yo meto un millón de pesos, en un año puedo reclamar 4.096 millones. ¿Les parece una exageración? No lo es. Lo que pasa es que no estamos acostumbrados a hacer proyecciones exponenciales, y nos pasa lo mismo que le pasó a Rai Bhalit. Expliquémolo paso por paso:

Si me dicen que en un mes me dan el 100% de lo que invertí, significa, en otras palabras, que mi dinero se duplica en un mes. Si meto un millón, al mes recibo dos. Ahora:

Monto inicial: 1 millón.

1° mes: 2 Millones.

2° mes: 4 Millones.

3° mes: 8 Millones.

4° mes: 16 Millones.

5° mes: 32 Millones.

6° mes: 64 Millones.

7° mes: 128 Millones.

8° mes: 256 Millones.

9° mes: 512 Millones.

10° mes: 1.024 Millones.

11° mes: 2.048 Millones.

12° mes: 4.096 Millones.

En resumen: total = monto_inicial * 2 ^ numero_meses

Increíble ¿Verdad?

Ahora, digo que hasta hace unos días esto es lo que estaba ofreciendo DRFE, porque últimamente he escuchado que ahora está dando el 150%. Lo que significa que metiendo un millón, al año puedo reclamar casi 60.000 Millones (total = monto_inicial * 2.5 ^ numero_meses).

Por otro lado, la esperanza de muchos está en otras “empresas captadoras” que son más “moderadas” comoDMG. DMG entrega un 10% mensual o un 100% semestral. Sin embargo, si hacemos cuentas, igual obtenemos resultados mágicos. Con DMG si meto 1 millón de pesos en cuatro años tengo 256 millones. Puedo comprar casa, ¡adiós hipotecas a 30 años!

Este sistema exponencial de reproducir el dinero no puede ser igualado por ningún modelo de negocios. Ni siquiera el narcotráfico puede generar tanto. Ni siquiera Google, una de las empresas que más rápido ha generado dinero en todo el mundo. ¿Cuanto tendría Google en sus diez años si hubiera invertido el monto con el que comenzó en algo como DRFE?

Entonces ¿Cómo diablos es que funcionan estas empresas? Pues es simple, son pirámides. Las pirámides son simplemente mecanismos de flujo de dinero diseñados para quitarle el dinero a muchas personas y dárselo a unas pocas. En elblogboyacense.com tienen una explicación muy sencilla que me voy a permitir copiar:

Imagínense que yo envío un correo a 5 personas, que llamaré “mis amigos”; les indico que sólo han de depositar 10.000 pesos en mi cuenta.

Yo gano 50.000 pesos, y no me costó nada. Mis 5 “amigos” han gastado 10.000 pesos cada uno.

Si aquí se rompe la cadena, yo gané 50.000 pesos sin hacer nada, y 5 “amigos” perdieron 10.000 pesos cada uno.

Si yo les digo a esos 5 “amigos” que cada uno escriba un correo a 5 personas y que repitan la operación, tendremos ya 25 personas involucradas.

Mis 5 “amigos” habrán recibido 50.000 pesos cada uno. Y como se gastaron 10.000 en mi, habrán ganado 40.000 pesos, es decir, el 400% de la inversión que hicieron conmigo.

Si aquí se rompe la cadena, resulta que:

– yo gané 50.000 pesos, sin hacer ningún trabajo productivo – mis 5 amigos ganaron 40.000 pesos cada uno, sin hacer ningún trabajo productivo – los 25 amigos de mis amigos han perdido cada uno 10.000 pesos

Total de ganancias de la cadena: 50.000 + 5*40.000 = 250.000 pesos

Total de pérdidas de la cadena: 25*10.000 = 250.000 pesos

Por tanto, 6 personas (mis 5 amigos y yo) han engañado a 25 personas.

Ese es el esquema tradicional de las pirámides. Es obvio que es algo insostenible y también que al final los perdedores resultan ser un número exponencialmente mayor a los ganadores. Pero entonces ¿Cómo diablos se mantienen estas empresas como DRFE? Según dicen, esta empresa ya lleva 3 años funcionando. DMG también lleva un buen tiempo en el escenario. Tengo una hipótesis al respecto. Creo que estas empresas han perfeccionado el sistema clásico de la pirámide hasta un modelo que dura mucho más y por tanto hace caer a mucha más gente.

En primer lugar, a diferencia del ejemplo de elblogboyacense, en estas empresas no es cada persona la que se encarga de conseguir las otras que servirán de su base en la pirámide, en cambio, de esto se encarga la empresa, lo cual automáticamente genera confianza entre los que entran al sistema.

En segundo lugar, la pirámide se hace mucho más angosta, reduciendo el coeficiente sobre el que se paga. En lugar de pagar 400% como en el ejemplo, se paga 100%, esto hace que para pagar a una persona se necesitan dos en lugar de cinco. Por tanto la pirámide dura mucho más con el mismo número de gente. En el caso de DMG con el 10% la pirámide es mucho más angosta todavía.

En tercer lugar, está lo que he denominado “ganancia virtual vs ganancia real”. Para explicarlo voy a dar un ejemplo: Hace un mes, un amigo mio decidió meter un millón de pesos en DRFE. Por estos días fue a recoger sus ahora dos millones. En vista de lo bueno del negocio, decidió sacar un millón y dejar otro millón para que vaya engordando. Sus cuentas son que en Febrero tendrá 17 Millones. Si lo vemos detenidamente, mi amigo invirtió un millón y al cabo de un mes tiene el mismo millón en sus bolsillos, más otro millón “invertido”. Ese otro millón es “ganancia virtual”. En este caso él no tuvo ganancia real, porque metió un millón y salio con un millón. Por supuesto que uno puede decir que él hubiera podido sacar los dos millones y haber tenido una ganancia real, y es cierto, pero lo relevante aquí es que este patrón, según lo que he observado, es muy común en la mayoría de los inversores. Ellos meten un monto de dinero, al primer ciclo sacan lo invertido o una cantidad menor y dejan las ganancias engordando. Al hacer esto comprueban que la empresa si cumple y además les da confianza pensar que no van a perder mucho si se cae. Mi teoría es que la mayor parte de las ganancias de las que habla la gente son virtuales, es decir, que no han llegado a sus bolsillos realmente y probablemente nunca llegarán. Todo esto en otras palabras, quiere decir que la gente está usando sus propias ganancias para generar nuevos eslabones inferiores de la pirámide, otro factor que influye en que esta dure más.

Lo grave es que no todo el mundo juega con su propio dinero. Hay muchas personas haciendo prestamos al banco y vendiendo todo lo que tienen para meterlo a la pirámide. Los clasificados del periódico están cada vez más llenos de anuncios de gente vendiendo negocios, bienes raíces y carros.

De todos modos, con todos los trucos que han usado estas empresas para alargar la vida de las pirámides, todavía tienen que cumplir con una regla esencial: El crecimiento de la pirámide debe ser exponencial. Esto quiere decir que para que la pirámide se sostenga, cada mes deben tener un numero exponencialmente mayor de nuevos clientes. En el momento que esto se deje de cumplir, el sistema colapsa. Estas empresas han sabido muy bien como cumplir con esta meta. Es por eso que en sólo tres años, DRFE que comenzó sólo en Pasto, ahora ya está en un montón de ciudades. Sin embargo, eventualmente sera imposible seguir con el mismo ritmo. El hecho de necesitar cada vez un numero mayor de personas nuevas concuerda sospechosamente con el patrón de pagos. DRFE comenzó pagando el 20%, luego fue subiendo poco a poco, llegó a 50%, 80%, luego 100% y ahora anuncia 150%. Peligrosamente anchan la pirámide con el objetivo de atraer más gente. Pero en este tipo de pirámides, entre más ancha, más rápido cae. Podría estar cerca la caída de DRFE.

Esto va a terminar mal, muy mal. Los perdedores van a ser demasiados. Probablemente será una de las más grandes estafas que se hayan conocido. Probablemente haya mucha violencia también. Aquí en el Cauca ya se han presentado casos de pequeñas pirámides de barrio, en donde los enfurecidos perdedores han ajusticiado a cuanta persona relacionan con los estafadores. No quiero imaginarme como terminará todo esto con estas súper pirámides.

Hoy cuando iba caminando por la calle, alguien estaba vendiendo un CD con “Un documental sobre El Hueco” el cual compré y resultó ser una entrevista a los dueños de DRFE hecha por un canal de Pasto. Decidí subirlo a YouTube:

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Se los dejo a los curiosos.

Update

Datos curiosos:

En vista de que Federico me hablaba por Twitter sobre invertir la plata que nos dio Google por el Summer of Code (US $4.500). Manuel y yo hablabamos sobre algunas de las maravillas que se podrían hacer:

Si la dejo a dos años al 100% tendría: US $75.497’472.000:

  • Sería más rico que Bill Gates
  • Podría pagar la deuda externa de Colombia y de otros países más.

Si la dejo a dos años al 150% tendría: US $15’987.211’554.602:

  • Podría declararle la guerra a un pais del medio oriente.

¿Más ideas?

Update 2

  • Manuel me mandó un texto de Groucho Marx sobre una situación muy similar que se dio hace 80 años en los Estados Unidos y que finalizó en lo que se conoció después como la crisis del 29. Vale la pena leerlo.
  • René me comenta que DRFE tiene un tope máximo de 5 Millones semanales. Es decir que sólo se pueden ganar 240 Millones en un año. ¡Qué miseria!